Las impresoras 3D son máquinas de última tecnología que permiten al usuario llevar a la tercera dimensión sus ideas y pensamientos. Es decir, pueden trasladar el diseño de un objeto personal que existe en su mente a la realidad, mediante la elaboración de un prototipo en 3D. Claro esta que este tipo de tecnología se utiliza en gran medida en la industria profesional, pero ya es común que cualquier usuario tengan acceso a ella.

Lo importante es todo lo que puede crearse a partir de estas impresoras 3D. Hay una gran cantidad de usos novedosos para la impresión 3D, no solamente se utiliza crear prototipos 3D sino que se han llevado más allá, han logrado transcender la vida de las personas.  Hay una situación muy peculiar que sucedió en una famosa serie de televisión basada en la medicina, ahí se empleo una impresora 3D para crear un nuevo órgano y salvar la vida del paciente. En su momento se pensó que era una exageración, pero el tiempo ha demostrado que es posible y efectivo hacerlo.

Lo que lleva al primer uso novedoso de la impresión 3D, impresión de partes del cuerpo.

Hoy en día es posible imprimir partes del cuerpo que se adapten totalmente a la anatomía del cuerpo del paciente receptor, para ello se emplean polímeros compatibles con el cuerpo humano, con lo cual se evita el rechazo del implante. Hay un caso muy famoso de una niña de apenas seis semanas de edad, que tenía un defecto en el tubo bronquial, por lo cual su respiración era muy difícil. Se imprimió  una tráquea acorde con su fisionomía y se el implantó, mejoró inmediatamente su respiración, ha pasado mas de un año y la niña aun respira perfectamente.

Dentro de la medicina hay otro uso novedoso de la impresión 3D y es la creación de prótesis personalizadas.

Gracias a este tipo de tecnología se pueden crear diferentes tipos de prótesis del tamaño ideal para cada paciente. Con estas impresoras se pueden elaborar piernas, orejas, narices, cubiertas para la cara (para protección de heridas graves), huesos, entre otros. Los cuales se realizan según las medidas que posee el paciente de tal manera que la prótesis encaje perfectamente.

Otro uso novedoso de la impresión 3D es la creación de ropa hecha a la medida

Se sabe que la tela es el material por excelencia para la realización de ropa. Pero hay quienes han desafiado esa verdad y se han puesto a experimentar con la impresión 3D de modelos de ropa. Quizás no sean las prendas más cómodas, pero lo que si es cierto que pueden a ser las más innovadoras y originales. Hace algún tiempo, Dita Von Teese vistió una prenda completamente realizada en una impresora 3D. Este vestido estaba totalmente adaptado a cada centímetro de su cuerpo. Lo curioso de esto fue, la inspiración para elaborar el vestido, ella fue la sucesión matemática de Fibbonaci. Así queda demostrado que el cielo es el límite.